Medicina interna

Comprendemos en medicina interna el reconocimiento , diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de vuestras mascotas que no requieren de tratamiento quirúrgico. Es importante también interpretar que algunas de estas enfermedades pueden tener alternativas quirúrgicas. En esta área tenemos por ejemplo enfermedades de los órganos como hígado, riñón, páncreas, sistema nervioso, etc. Muchas de las enfermedades oncológicas se incluyen en medicina interna debido a los avances en quimioterapias especificas. Para un correcto diagnóstico se integran conocimientos de semiología (arte de explorar y reconocer signos), medios de diagnóstico por imagen (ecografía y ecografías de contraste, radiología, estudios radiológicos de contraste), endoscopias, pruebas hematológicas, bioquímicas, cuantificación hormonal, etc. A modo de ejemplo: Hiper e hipotiroidismo, pancreatitis, enfermedades intestinales inflamatorias, cardiológicas, etc.